Una azotea llena de mariposas

Trestristestrigres

Domingo, 16:15 horas. En la azotea del 127 de la Cuarta Avenida del barrio Los Mameyes de Santo Domingo Este, República Dominicana, luce el sol.

Como todos los domingos desde aquel vigesimoprimer día del quinto mes de 2013, María Crisálida –cuyo nombre solo ya parece el comienzo de un cuento que se llenará de mariposas– prepara libros, papeles, pinturas, cartones, alfombras, meriendas, tijeras, pegamentos… Y más libros.

Casi al mismo tiempo que las alfombras mágicas se desenrollan convirtiendo la azotea en un lugar encantado  –el Club de Lectura Los Mameyes–, comienza a oírse por la escalera un ruido de risas mezcladas con el flig-flag de chanclas impacientes, tanto como los dueños de los piececitos que las calzan.

club de lectura

“Buenas tardes María Crisálida… ¿Qué libro leeremos hoy?, ¿cantaremos alguna canción?, ¿podremos finalizar la abeja que comenzamos a construir la semana pasada con los canutillos del rollo de papel?”, dispara Marialy.

guitarra

“Hummm…, canutillos……

Ver la entrada original 712 palabras más

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s